El día que se apagó la voz y la risa de Janis Joplin

Dos semanas después de la muerte de Jimi Hendrix, sin que una generación completa saliera aún del estupor, el 4 de octubre de 1970, Janis Joplin era encontrada muerta tras una sobredosis de heroína mezclada con consumo etílico. Tenía también 27 años.


Ese día debía asistir a los estudios Sunset Sound Recorders en Hollywood, California, para grabar el tema que faltaba para completar el disco Pearl. No llegó a ocurrir. Tres día antes, el 1 de octubre, había realizado su memorable última grabación, “Mercedes Benz”.


Janis Lyn nació en Port Arthur, Texas, el 19 de enero de 1943. La Segunda Guerra Mundial estaba en pleno apogeo mientras la sociedad norteamericana la vivía a distancia y la seguía por radio y prensa.


Muy pronto Dorothy Bonita East y Seth Ward Joplin supieron que su primogénita iba a necesitar más atención que Laura y Michael, sus hijos menores. Janis tenía inclinaciones artísticas y su afición por cantantes de blues como Bessie Smith, Ma Rainey y Lead Belly la inspiraron a cantar en la adolescencia junto a algunos amigos del colegio. No era la norma en una familia conservadora de Texas.


De Port Arthur a San Francisco a Port Arthur


Janis era diferente a la mayoría. Aunado al sobrepeso y al acné que sufrió, le valieron ser blanco de burlas y todo tipo de sobrenombres durante su adolescencia. Incluso ya en la universidad de Austin (estudios de Arte que no concluyó) el periódico interno destacaba que ella se atrevía a ser diferente y escribían: “Va descalza cuando le apetece, usa Levis en clase porque se sienten más cómodos y lleva su autoarpa consigo a todos lados para que, en caso de que sienta la necesidad de empezar a cantar, le resulte útil. Su nombre es Janis Joplin”.


La propia Janis sabía que caminaba por terrenos que la mayoría en la época no se atrevía a transitar: “Yo era una inadaptada. Leía, pintaba, pensaba. No odiaba a los negros”…


Texas no era su lugar. En enero de 1963, junto a su amigo Chet Helms (luego bautizado como el padre del Verano del Amor), haciendo auto-stop emprendió camino hacia “la ciudad prometida”, San Francisco, comenzando una primera etapa en la ciudad que no terminó bien.


Janis comenzó a ser conocida como una “speed freak” por su consumo de drogas, al tiempo que se volvió una fuerte bebedora, especialmente de “Southern Confort”, un licor a base de frutas. Mientras tanto, intentaba darse a conocer como cantante tocando en bares y en cuanto lugar podía.



En 1964 conoce al guitarrista Jorma Kaukonen (cofundador poco después de Jefferson Airplane) y con él toca una serie de temas cercanos al blues y el folk. Sin embargo, en 1965 sus conocidos la convencen de regresar a Port Arthur al notar que sus frecuentes inyecciones de meta anfetamina (un potente estimulante) la había llevado a un patético estado, pesando apenas 40 kilos.


De regreso a casa, arropada por su familia, Janis decidió abandonar sus adicciones y comenzar a estudiar Antropología en la Universidad de Lamar en Beaumont, viajando con frecuencia a cantar con su guitarra a Austin. Un intento de matrimonio con Peter de Blanc, al que había conocido en San Francisco, se desvaneció.


Durante ese tiempo, el psiquiatra con el que se consultaba, Bernard Giarritano, trató de convencerla que no necesitaba de ningún tipo de fármaco para cantar y crear.



La vuelta al epicentro de la contracultura

La mente de Janis seguía estando en San Francisco y en 1966 estaba de vuelta, justo el año en que el movimiento contracultural, la psicodelia, los happening y la comunidad hippie de Haight-Ashbury surgían con fuerza.


No pasó mucho tiempo para que Janis fuera descubierta por los integrantes de una joven banda de blues rock psicodélica llamada Big Brother and The Holding Company, yéndose a vivir con ellos a una comuna hippie, no muy lejos de donde vivían los miembros de Grateful Dead.



El resto de 1966 la banda se presentó en diversos lugares y en diciembre grabaron los 10 temas que conformaron el disco debut editado en agosto de 1967 por la discográfica Mainstream, luego reeditado por Columbia.


Antes de que ese debut viera la luz, Joplin y la banda se presentaron en los más importantes espacios, entre ellos el Fillmore West, Winterland, Avalon Ballroom, Hollywood Bowl, Golden Bear Club, el evento Mantra-Dance Club, entre otros.

El gran punto de inflexión ocurrió en junio de 1967 en el Monterrey Pop Festival, donde se presentaron dos veces, impresionando a miles de asistentes y a los demás artistas del cartel, como Hendrix, The Who, The Mamas and The Papas, Otis Redding, Eric Burdon…


El álbum debut, sin embargo, no tuvo tanto impacto y no pasó del puesto 60 en las listas, produciendo apenas un hit, “Down on Me”. El segundo álbum, Cheap Thrills, publicado un año después, en agosto de 1968, fue todo lo contrario, con mejor producción y con piezas como “Summertime”, “Piece of My Heart”, “Ball and Chain” (con la que habían impactado en Monterrey) y la vieja composición de Joplin, “Turtle Blues”, como puntas de lanza.



El camino solista de Janis


A pesar del éxito del disco, Joplin sentía que podía hacer algo distinto y más ambicioso sin el guitarrista James Gurley y una base rítmica distinta a la de Peter Albin y Dave Getz.


Solo conservó al guitarrista y compositor Sam Andrew para su siguiente paso, que fue grabar como solista con una banda de apoyo a la que bautizó Kozmic Blues Band, compuesta por varios músicos de sesión como el saxofonista Cornelius «Snooky» Flowers y el bajista Brad Campbell, además de Andrew.

Con el productor Gabriel Mekler (quien también tocó teclados), Janis grabó I Got Dem Ol’ Kozmic Blues Again Mama!, un trabajo de sonido distinto, influido por el soul de Otis Redding y el funk de James Brown, el cual fue publicado el 11 de septiembre de 1969, casi un mes después de su legendaria presentación en el Festival de Woodstock.


Temas como “Try (Just a Little Bit Harder)”, “Maybe”, la versión de los Bee Gees, “To Love Somebody”, “Kozmic Blues” y “Little Girl Blue”, forman parte de este disco, que mejoró el sonido de los anteriores. Estos temas formaron parte de las varias presentaciones en TV que realizó, entre ellos en el Dick Cavett Show y el famoso programa de Tom Jones.



La inquieta Janis afrontó el próximo proyecto formando una nueva banda: Full Till Boogie Band, con la cual se presentó en el año 1970 en el itinerante Festival Express por varias ciudades de Canadá, junto a varias bandas importantes del momento como Grateful Dead, The Band y Flying Burrito Bros.

El 12 de agosto de 1970, Janis se presentó por última vez en concierto acompañada de la Full Tilt Boogie Band en el Harvard Stadium en Boston, después de lo cual se abocó junto al productor Paul A. Rothchild (The Doors) a la grabación de su siguiente disco, que dejó prácticamente listo antes de su muerte.


Pearl se publicó el 11 de enero de 1971, tres meses después de su muerte y muy pronto se convertiría en su disco más vendido, ya no solo por la circunstancia que lo envolvía sino porque es su mejor trabajo.

Move Over”, “Cry Baby”, “Get it While You Can”, “Mercedes Benz” y “Me and Bobby McGee”, son temas que inmortalizaron al disco y que cerraron prematuramente una carrera que, sin duda, no tenía horizonte.



El día que Janis se fue


Janis no parecía tener conciencia de quien en realidad era y cuan lejos podía llegar. Junto a Grace Slick de Jefferson Airplane, era la vanguardia femenina dentro del rock. Otros géneros como el jazz, el soul, la canción folk, el country, la música pop e incluso el blues, ya contaban con representativas mujeres. Y, sin embargo, el rock, todavía no contaba con figuras femeninas de envergadura. Janis cambió el panorama.


Pero ella no había dejado las drogas ni el alcohol. No era consciente plenamente de lo que representaba.


La posibilidad de que alguno de sus proveedores le vendiera heroína más pura y que su dosis habitual fuera en este caso letal, siempre estuvo latente.

Pero nunca ha quedado claro cómo fue posible que Janis no muriera de inmediato y que incluso le diera tiempo de ir hasta la recepción del Landmark Motor Hotel donde se alojaba, cambiar un billete para comprar una cajetilla de cigarros en una de las máquinas y regresar a la habitación, sin nunca saber que iba a morirse.


Janis fue encontrada muerta al lado de la cama por su road manager John Cooke en la tarde del 4 de octubre de 1970.


En ese momento nacía el mito de una de las cantantes pioneras del rock.


Juan Carlos Ballesta

www.revistaladosis.com




146 vistas

© 2020 Powered by BeCom. #BeRadio